Tel: +54 351 421 0669 / +54 351 421 0777 - Fax: +54 351 425 7678 - laborat@fpmlab.org.ar

La Academia Nacional de Ciencias incorpora al Académico Dr. José Luis Bocco

Dr. José Luis Bocco

La Academia Nacional de Ciencias es la primera Academia Nacional de la República Argentina. Iniciada en 1869 por el Presidente Domingo Faustino Sarmiento, es una corporación científica sostenida por el gobierno de la Nación Argentina e integrada por científicos que se han destacado por sus contribuciones al avance de la ciencias.

La Institución busca contribuir al desarrollo, progreso y divulgación de las Ciencias, estimular el estudio del país en todos los aspectos relacionados, hacer conocer el resultado de investigaciones y estudios por medio de publicaciones y conferencias, y servir de Consejo Consultivo al Gobierno de la Nación, o a gobiernos de provincias y a instituciones científicas oficiales, en caso que ellos lo requieran.

Hoy viernes 31 de Marzo a las 18.30hs, la Academia realiza el Acto de Incorporación del Académico Dr. José Luis Bocco a tan prestigiosa institución. Durante el acto, el Dr. Bocco brindará la conferencia “Estudiando Super Bacterias y Super Genes en el intento de Super.AR infecciones y cáncer“.

El Dr. José Luis Bocco es actualmente es Profesor Titular en la Facultad de Ciencias Químicas de la UNC e Investigador Superior del CONICET. En Fundación para el Progreso de la Medicina tenemos el orgullo de contarlo entre los miembros de nuestro Consejo de Administración y del Comité de Investigación, donde agrega valor tanto desde su pasión por la ciencia como desde la generosidad y la sencillez que lo caracterizan.

“Sinceramente, cuando recibí la notificación, la primera sensación que experimenté fue la de agradecimiento hacia todas las personas que contribuyeron de diferentes maneras para que pudiera transitar éste apasionante y a menudo sinuoso trayecto de la ciencia hasta llegar a esta instancia.  El ejemplo de familiares, de seres queridos, de maestros del aula, del laboratorio y de la vida sin dudas marcó el rumbo, dejando ver claro muy tempranamente que no era posible transitarlo sin la debida cuota de esfuerzo y perseverancia sin por ello dejar de disfrutarlo a cada instante.” (Dr. José Luis Bocco).